Las sospechas se confirman: esta primavera ha sido la más calurosa... ¡en más de 50 años!