El temporal de nieve sigue azotando EEUU