No vayas si hay tormenta: los cinco lugares del mundo donde más rayos caen