Verano infernal en el norte de Europa: noches tropicales y una ola de calor que ya dura un mes