¡Cuando el Mediterráneo se pone bravo! Olas de nueve metros y rachas de viento de 116 km/horas