¿Te da miedo volar en avión? El sol, el aire y las montañas, culpables de las turbulencias