¿Crees que hace frío? Pues este el punto más gélido del planeta: -93,2 ºC en verano