¿Una 'cascada de sangre' en la Antártida? Tras 100 años, descubren por qué se forma