Aunque te suene raro, los días ya van a ser más largos: llega el solsticio de invierno