Cuidado con los carámbanos de hielo: además de bellos, pueden ser peligrosos