Carreteras cortadas y vuelos cancelados por la nieve: el invierno se adelanta en Rusia