Aparece el mensaje de botella más antiguo hasta la fecha: la meteo ha sido clave para encontrarlo