El Duero se desborda a su paso por Zamora gracias a las lluvias y el deshielo ¡y seguirá creciendo!