No sin mi caña: ¡la lluvia podría encarecer tu cerveza un 11% el verano que viene!