Bisexual y parecida al nenúfar: así era la primera flor de la Tierra