Brad Pitt y Angelina provocan un terremoto (literal) de 3,2 en Los Ángeles