Oregon y Washington siguen en estado de alerta por el fuerte temporal en EEUU