Una fuerte tormenta de arena deja al menos 12 muertos a su paso por el Líbano y Siria