El granizo daña un total de 6.000 hectáreas de cultivo en La Rioja y Álava