Dos meses después, vamos hasta el Caribe para ver cómo avanza la (lenta) reconstrucción tras el Irma