La peor sequía desde 1995: así de desoladas están las cuencas más afectadas