El Danubio se congela y deja estampas preciosas: aquí las mejores a pie de hielo