El último gran dinosaurio de Europa está en Cuenca: nos cuentan cómo lo descubrieron