Pekín, la ciudad más contaminada del mundo, se unió a ‘La hora del planeta’