Peráltez, el gato que monta en bicicleta para quemar grasa y no combustible