Buenas noticias (relativas): 2016, el año con menos incendios forestales de la década