Una cámara capta imágenes del único jaguar que queda en Estados Unidos