Una mujer italiana estaba en el lugar y el momento perfectos para grabar esta vivencia única