Los perros también sufren los estragos de la lluvia y el frío: ¡No los abandones!