Los refugiados sufren los estragos de la lluvia en su periplo por los Balcanes