Un rompehielos encalla en la Antártida