La temperatura del Cantábrico está siendo idéntica a la del Mediterráneo: por qué está pasando