Adiós a las lluvias y a las heladas: aumento significativo en los termómetros