Bajón de 10ºC: llega una masa de aire polar con ambiente fresco y desploma los termómetros