Llega la lluvia de barro al sureste: la calima y los chaparrones se extenderán al interior