Mantén el abrigo, pero deja el paraguas: La borrasca da sus últimos coletazos