Sigue la lluvia y el frío, pero lo peor está por llegar: el domingo, nuevo frente por Galicia