El tiempo tiende a estabilizarse: menos frío y lluvia cada vez más débil en el norte