Bajamos de los 40º y decimos adiós a la ola de calor