La borrasca se ensaña con el noreste: lluvia, viento y nieve por encima de los 800 metros