La estabilidad se recupera, pero poco a poco: las tormentas seguirán ancladas en el norte y este