Un frente frío se abre paso por el noroeste y declara la batalla al calor