No guarden el paraguas en el Norte: los cielos van a permanecer cubiertos