Una masa de aire cálido nos vuelve a poner por encima de los 40 ºC, pero... ¿hasta cuándo?