Prepárate: después de un fin de semana revuelto, el calor vuelve... ¡para quedarse!