El anticiclón reina, pero habrá lluvia y olas de 4 metros en Baleares