Buenas noticias: adiós paulatino a las lluvias torrenciales y llegada de cielos despejados