¡Guarda la bufanda y el paraguas! Salvo si estás en Canarias, se impone el anticiclón