Llega un nuevo frente: frío, lluvias y cota de nieve a 600 metros