Mayor estabilidad: las tormentas pierden intensidad y suben las temperaturas